Babaus

noviembre, 2013

Babaus

Cuando amanece, los perros aúllan en la vereda. Sofi los escucha desde la cuna. Con voz ronca por el sueño, dice “¡babau!”. Mamá se levanta y la acuna en sus brazos. A veces, las dos vuelven a dormir.

Hacia las ocho, con más fuerza, Sofi dice “¡babau!” y mamá sabe que ahora sí se despertó. Entonces la viste, la sube al cochecito y las dos se van a buscar babaus por el barrio.

Al mediodía, Sofi dice “¡babau!” y mamá prepara puré. Sofi come contenta, le gusta mirar los dos perritos pintados en el fondo del plato que van apareciendo por detrás del puré.

A la tarde, Sofi dice “¡babau!” y mamá la sube al cochecito para ir a dar una vuelta. Pero en el camino Sofi se duerme y sueña con babaus.

Después de la siesta, Sofi dice “¡babau!” y mamá trae “El Libro de los Babaus”. Tiene muchas hojas con fotos y lo miran varias veces. Sofi comenta todas las fotos: “¡babau, babau!”

A la tardecita, Sofi dice “¡babau!” y mamá llena la bañadera. No hay babaus en el baño, por eso Sofi prefiere bañarse rápido.

Mientras mamá le pone el piyama, Sofi dice “¡baaaaaabaaaaaauuuu!”. La voz le sale lenta de tan cansada que está. Por la ventana abierta, entran los ladridos de los babaus cantándole a Sofi un arrorró perruno.

Escrito por: Abahi flores > www.anahiflores.org
Ilustrado por: La Fabrica de Lápices > LaFabricaDeLapices

 


Send to Kindle