Besos de mariposa

abril, 2014

besos_de_mariposa_530

Candela se despertó temprano, aquella mañana el sol convertía la persiana en un colador de luz que dejaba la habitación poblada de puntos, un mar de luciérnagas sobre la alfombra gris. Desperezó su pequeño cuerpo, frotó sus ojos y saltó los barrotes que cuidaban su sueño. Al contacto de sus pies descalzos sobre el tapiz del suelo, extendió jugueteando sus dedos, justo antes de acercar su rostro a los bichitos, que creía, de luz y comenzar a parpadear sobre cada uno de ellos, mientras les decía con la palabra aún ingenua y torpe: -Tomad mis besos, mis besos de mariposa-.

Escrito por: Jorge Ortiz Robla > jorgeortizrobla.blogspot.com.es/
Ilustrado por: Jorge Moraga > betunjudea.blogspot.com.es/

 


Send to Kindle