Bienvenido a mi mundo

julio, 2014

Bienvenido-a-mi-mundo

 
No te puedo prometer que sea fácil estar a mi lado, me conozco bien, ni que te pueda ayudar a realizar todos tus sueños. Lo intentaré, no lo dudes, pero no te quiero engañar: son tiempos difíciles. Tampoco te puedo prometer que la gente sea buena con nosotros ni que no te juzguen, critiquen o te mientan. Ojalá pudiera pero ciertas cosas se escapan a mi control. Tranquilo, ya descubrirás mis carencias. También ten por seguro que discutiremos de vez en cuando y, por mi experiencia te digo, que en ocasiones sentiremos la tremenda necesidad de buscar cada uno nuestro espacio. Te lo digo desde el minuto uno porque luego no quiero malentendidos. No obstante, a pesar de los malos momentos, te prometo que conmigo no te faltará de nada. Te protegeré, te cuidaré y sobre todo aprenderé contigo un mundo que la edad me ha obligado a olvidar. Quiero que sepas que he tenido mucho tiempo para pensar en nosotros y ahora que te veo, que te huelo, que me emociono cada vez que te abrazo, me arrepiento de no haber tomado la decisión antes. Perdóname. Y aprovecho que no nos escucha nadie para pedirte ayuda porque lo que se avecina es completamente desconocido para mí. ¿Tendrás paciencia? Espero que sí. Y dicho esto ya podemos hacerlo público, lo nuestro, nuestro compromiso, el más importante que he aceptado. Vuelvo a poner en marcha el reloj que cuando estás a mi lado se para y dejaré que el resto del mundo participe de nuestra felicidad. Por cierto, ya para acabar, lo único que te puedo prometer es estar junto a ti pase lo que pase. Te lo había dicho antes, ¿verdad? Seguro que sí. Creo que te lo he repetido durante 280 días, 40 semanas, 9 meses… En definitiva: bienvenido a un mundo donde te prometo que tú serás el principal protagonista. Bienvenido a mi vida hijo.
 

Escrito por: Mireia Serrano > mireiaserrano.wordpress.com
Ilustrado por: Jorge Ronda Suberviola > www.facebook.com/JorgeRSuberviola

 


Send to Kindle