El té de la luna

julio, 2013

El te de la luna

 

Giró el globo terráqueo buscando aquel recóndito lugar donde su emprendedor esposo había iniciado un incipiente negocio de té. Pronunció en voz alta el nombre de aquel lejano y exótico país, y de forma cadenciosa fue repitiéndolo, cayendo en una hipnótica paz interior como nunca antes había sentido.

Los pintorescos nativos se sorprendían que la mujer de su altivo patrón, bajara a las húmedas plantaciones del té darjeeling, y no dudara en arremangarse su vestido de lino blanco para ayudar en las tareas de recolección. Su larga melena rubia y su tez pálida destacaban entre los cetrinos recolectores que se afanaban en las escalonadas terrazas de té. En su vientre fructificó la semilla de un heredero entre aromas de especias y el júbilo de su esposo, vástago que enmochilado en la espalda de su madre visitaba las tierras del té desde muy temprana edad. Corriendo entre las verdes hojas de té, compartiendo juegos con los hijos del lugar.

“Harimandahan”,”harimandahan”, se oyó entre las plantas de té, hasta que de ellas unos de los trabajadores salió con los ojos desencajados: ¡El “harimandahan”!, volvió a gritar. Todos sabían lo que ello significaba. Dejaron sus enseres, las madres recogían a los pequeños y corrían al claro de la carretera que limitaba la plantación. La dama blanca buscó con la mirada al pequeño heredero, que sólo un instante antes se agarraba juguetón a sus faldas. El pánico enmudeció sus sentidos y un frío recorrió su cuerpo alienándose de la alborotada estampida de los lugareños. Caminó hacia donde la selva matrimoniaba con la plantación de té. En su inmaculado vestido de lino la sangre de la estirpe dejaría de fluir.

Sobresaltada y angustiada despertó, y ante aquel globo terráqueo de mundos lejanos ,decidió que no  embarcaría a su destino la mañana siguiente.

Nota: harimandahan ,es el nombre que los indígena de Indonesia dan al tigre de los árboles.

 

Escrito por: Sergio López Vidal > conlosojosbrillantitos.wordpress.com
Ilustrado por: María Emege > mariaemege.daportfolio.com

 


Send to Kindle