En peligro de ser fantasma

diciembre, 2013

En peligro de ser fantasma

 

Lobo Bolo quería saber dónde empieza el arco iris. Había estado buscando durante años la respuesta. El arco iris se esfumaba justo cuando creía haberlo logrado. Cuando parecía que estaba cual gigante sombrero flotante sobre su cabeza -¡zaz!- desaparecía. Lobo Bolo se sentía tonto, como si alguien le hubiera jugado una broma de muy mal gusto.

Sus familiares y amigos empezaban a preoucparse por él. Está loco, es tonto, decían entre ellos, pero por delicadeza evitaban hablar del tema con él. Aún así él sabía sus opiniones. Antaño cuando empezó su búsqueda no le importaban, pero ahora le pesan. Cada vez le cuesta más levantarse por la mañana y su rostro es cada vez más gris.

Lobo Bobo ignoraba que todas aquellas ocasiones, antes de desaparecer, el arco iris le había dejado un regalo: los dulces más deliciosos y coloridos que se hayan visto jamás. El arco iris no quería irse así como así, por eso le dejaba aquello como recuerdo.

Aunque no lo creas, Lobo Bolo no se había enterado de nada. Los dulces caín justo del lado opuesto hacía donde miraba. Alguna vez cayeron entre las hojas de un árbol que estaba a sus espaldas, en aquella ocasión unos pajarillos se dieron tremendo festín. Hubo otra ocasión en que cayeron dentro de un hormiguero, y dicen, que desde entonces es la casa de hormigas rojas más linda que se haya visto en mucho tiempo. En otra ocasión, le cayeron en la cabeza a una abuela, desde entonces tiene el cabello colorido y brillante.

Empieza la temporada de lluvias, el arco iris vendrá. Espero que Lobo Bolo lo intente una vez más. El arco iris le tiene un regalo. Espero que Lobo Bolo no pierda la esperanza como ha perdido el color, o se convertirá en un fantasma.

Escrito por: Heidi Garza letrasminusculas.wordpress.com
Ilustrado por: Tamara Huete www.tamarahuete.blogspot.com.es

Send to Kindle