Lo primero que se aprende despúes del dolor

mayo, 2014

Lo-primero-que-se-aprende-después-del-dolor

 
Lo primero que se aprende después del dolor es que las tormentas no llegan jamás cuando se las espera y que cuando el dolor llega te ensucia de manera indefinida por mucho que te pases horas y horas sumergido en el ritmo lento de los objetos que le dan nombre a las lavanderías. Por eso estoy aquí frente a este abismo líquido, por si el mar se desentiende del cielo y alza sus brazos húmedos para darme un nuevo hogar. Sin embargo el mar y yo somos dos hombres quietos, algo así como dos pistoleros con una pesada costra de arena sobre las botas . No hay escapatoria, nuestros caminos no van a unirse hoy. Él seguirá siendo un cuerpo profundo y desconocido y yo un cuerpo a la intemperie, un suicida sin oportunidades, un hombre al que se le niega ese punto cardinal cuyo nombre sólo conoce la muerte. Empieza a anochecer y los barcos de papel también se quedan sin rumbo, dejarán de ser sólidos mientras dure la noche. Ojalá que todos sobrevivan a la oscuridad, ojalá que el faro tenga hambre de papel mojado y abra su boca y forme para ellos una improvisada guarida. Soñar cuando se tienen ganas de morir resulta un duro oficio.

 

Escrito por: Sonia Fides > www.mademoisellejoue.blogspot.com.es
Ilustrado por: Mar Pérez > www.behance.net/marrotoart

 


Send to Kindle